Consejos para mantener la figura y enflaquecer

Usted se ha esforzado por adelgazar los kilos extra, pone los pies sobre la báscula, respira y profundo y mira la cifra: logró el objetivo. Sin duda es una ocasión digna de celebrarse. Pero tarde o temprano hay que preguntarse: ¿cuánto tiempo durarán los resultados?

Muchas personas experimentan un adelgazamiento momentáneo. Comienzan a pensar que la dieta va a ser necesaria de por vida y finalmente se rinden. Pero mantener la figura, en la mayoría de los casos, no es tan difícil realmente.

La dieta

Mantener la figura permanentemente depende de la dieta con la que se adelgazó originalmente. Por ejemplo, si usted practicó una dieta de 7 días radicales (hambre pura) con la que adelgazó sólo un par de libras, es muy probable que el peso regrese pronto. Por lo tanto, escoger una buena dieta desde el comienzo es fundamental.

Cualquier adelgazamiento rápido (en menos de una semana) resultante de una dieta radical no es una reducción de grasa sino principalmente de agua y glucógeno. Al volver a la alimentación normal ese peso de agua y glucógeno vuelve al cuerpo.

Planificación

Planee previamente los hábitos que debe conservar después de la dieta. El adelgazamiento no es un momento especial que se experimenta una vez en la vida, sino un momento en el que se incorporan gradualmente comportamientos saludables en la rutina.

Las mejores dietas son aquellas que consistan en una alimentación balanceada que eduque al organismo a mejorar su estilo de vida y que permitan controlar el peso que se quiere adelgazar. Los pequeños hábitos benéficos aprendidos en el camino son los que cuentan a la hora de mantener la figura.

Muchas de las dietas más recientes incluyen planes post-dieta, importantes para que los progresos del régimen no se deshagan al normalizar el ritmo de vida.

Descubra lo que hace que su cuerpo aumente de peso

Para la mayoría de las personas la causa del aumento de peso es una combinación del exceso de calorías y la actividad física deficiente. Pero hay que examinar más a fondo para identificar los factores específicos: ¿cuáles alimentos hay que evitar, o acaso es la porción de las comidas lo que causa problemas?, ¿cuáles ejercicios hay que realizar? Todo depende.

Pero hay algo que no varía: lo que hizo que el cuerpo aumentara de peso una vez, lo hará siempre.

Moderación no significa privación

Los cambios de hábitos alimenticios no implican olvidarse definitivamente de todo lo que no sea “saludable”. Cada cierto tiempo (una semana, dos semanas) permítase disfrutar algún producto procesado favorito: unos chocolates, un helado, unos cocteles, etc., siempre y cuando el consumo no sea excesivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *