¿Cuál es la función del tejido adiposo?

El tejido adiposo es un tipo especial de tejido conector, enlaza varias estructuras y también provee amortiguamiento y soporte. Bajo el microscopio, las células que forman el tejido adiposo consisten casi completamente de grasa, incluso el núcleo de las células está ubicado en los extremos. Esta apariencia es consistente con la función del tejido adiposo de almacenar grasa. Ésta normalmente toma la forma de los triglicéridos.

Hay dos tipos de tejido adiposo: uno blanco y otro marrón, de los cuales el primero es el más común. El tejido adiposo blanco tiene tres funciones: aislar el calor, amortiguar y, la más importante, ser fuente de energía. La función de aislamiento se efectúa sobre todo en el tejido adiposo cercano a la superficie de la piel (tejido adiposo subcutáneo) puesto que esta zona conduce el calor sólo 1/3 de lo que los demás tejidos. Por último, el tejido adiposo rodea los órganos internos para protegerlos de traumas.

El tejido adiposo es una importante fuente biológica de energía porque la grasa que contiene produce más energía por unidad de peso que cualquier carbohidrato o proteína. Por esto no mucho tejido adiposo debe ser consumido por el cuerpo para producir la energía que producen los otros dos elementos. También, el tejido adiposo es hidrofóbico, por lo que las ventajas energéticas y de asilamiento calorífico no requieren conservar demasiada agua, lo que dificultaría la movilidad.

El tejido adiposo blanco es usado como sustrato, o material principal, del que se genera la energía por una serie de reacciones bioquímicas. En contraste, el tejido adiposo marrón produce la energía directamente, sin requerir intervenciones químicas. Este tipo de tejido debe su nombre a su color, el que a su vez se debe a los vasos sanguíneos y células ricas en mitocondrias que contiene. El tejido adiposo marrón se encuentra localizado cerca al timo y al abdomen.

Aunque es esencial y benéfico en tanto que fuente de energía y calor, un exceso de tejido adiposo puede ser perjudicial para la salud. El contenido de este tejido en el cuerpo normalmente es de 15-20% del peso corporal en hombres y 20-25% en mujeres. La obesidad excede con mucho estos niveles y tiene causas genéticas y de estilo de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *