Dieta Alcalina. Ideal Si Tienes Estos 7 Sintomas Comunes

Una dieta alcalina es una de las dietas para bajar de peso basada en frutas frescas, hortalizas, raíces y tubérculos, nueces y legumbres. Nuestra sangre es ligeramente alcalina, con un nivel normal de pH de entre 7,35 y 7,45. La teoría detrás de la dieta alcalina es que, nuestra dieta debe reflejar este nivel de pH (como lo hizo en el pasado) y debe ser ligeramente alcalina. Los defensores de las dietas alcalinas creen que una dieta rica en alimentos que producen ácidos, altera este equilibrio y promueve la pérdida de minerales esenciales como potasio, magnesio, calcio y sodio, ya que el cuerpo trata de restablecer el equilibrio. Se cree que este desequilibrio hace a las personas propensas a enfermedades. Algunos médicos recomiendan este regimen si una persona tiene los siguientes síntomas y otras enfermedades se han descartado.

¿Cuál Es La Historia De Las Dietas Alcalinas?

Nuestros antepasados ​​cazadores-recolectores consumían una dieta balanceada muy diferente a lo que es típico en la actualidad. La dieta equilibrada se basaba en plantas mínimamente procesadas ​​y alimentos de origen animal. Pero con el advenimiento de la agricultura, las dietas para adelgazar occidental estándar ha cambiado mucho.

  • Los granos fueron introducidos en la dieta después de la aparición de las herramientas de piedra. Los granos refinados estuvieron disponibles después de la invención de aparatos automáticos de laminación y tamizado.
  • Los productos lácteos, quesos y otros se introdujeron con la domesticación del ganado.
  • El consumo de sal se elevó cuando la tecnología para explotar y procesar, y el transporte estuvieron disponible.
  • El consumo de carne aumentó con la cría de animales. Además, aumentó con la llegada de la tecnología, que permitió acceder a los granos de manera eficiente para alimentar al ganado, lo que permitió que el ganado engordara más rápido.
  • El consumo de azúcar ha aumentado desde el comienzo de la Revolución Industrial.

Casi todos los alimentos que comemos, después de ser digeridos, absorbidos y metabolizados, liberan un ácido o una base alcalina (bicarbonato) en la sangre. Granos, pescado, carne, aves, mariscos, queso, leche, sal, todos producen ácidos, por lo que la introducción y el dramático aumento en el consumo de estos alimentos, significó que la típica dieta occidental se hiciera más productora de ácidos comparada con la dieta alcalina. El consumo de frutas y hortalizas frescas disminuyó, lo que hizo que la dieta occidental produjera más ácido aún.

¿Por Qué La Gente Prueba Las Dietas Alcalinas?

De acuerdo con algunos médicos alternativos, el cambio a una dieta que produce ácido es la causa de una serie de enfermedades crónicas. Algunos médicos recomiendan la dieta alcalina si una persona tiene los siguientes síntomas y otras enfermedades se han descartado.

  1. Falta de energía
  2. Producción de moco excesivo
  3. Congestión nasal
  4. Frecuentes resfriados y gripe
  5. Ansiedad, nerviosismo, irritabilidad
  6. Quistes en los ovarios, ovarios poliquísticos, quistes benignos de mama
  7. Dolor de cabeza

Aunque los médicos convencionales creen que aumentar el consumo de frutas y verduras y reducir nuestro consumo de granos, carne, y sal es beneficioso para la salud, la mayoría de los médicos convencionales no creen que una dieta que produce ácido sea el fundamento de una enfermedad crónica. En la medicina convencional, no hay evidencia, sin embargo, que la dieta alcalina puedan ayudar a prevenir la formación de cálculos renales, osteoporosis, y enfermedades relacionadas con la edad y el desgaste muscular.

Aunque grandes y bien diseñados, los ensayos clínicos sobre la eficacia de la dieta alcalina para mejorar y bajar de peso, en general, son insuficientes. Es una buena idea consultar a su médico antes de intentar una nueva dieta. La dieta alcalina no debe ser utilizada por personas con insuficiencia renal aguda o crónica, a menos que sea bajo la supervisión de un médico. Las personas con enfermedades cardiacas preexistentes y aquellos que consuman medicamentos que afecten los niveles de potasio en el cuerpo, deben consultar con su médico primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *