Efectos secundarios de la Stevia

Efectos secundarios del edulcorante conocido como Stevia. Este endulzante es lo último en una línea de endulzantes más saludables que el aspartame o el azúcar de siempre. Para los gurús de la salud, la aprobación del Departamento de Control de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA) de la Stevia como un producto “seguro” significa que el establecimiento por fin se está poniendo a la moda. Pero algunos observadores cautos se preguntan si la Stevia puede tener efectos secundarios que opaquen su utilidad como edulcorante. Se han reportado algunos efectos secundarios comunes y otros no tan comunes por el consumo de la planta. Los siguientes son 8 de esos efectos secundarios que se pueden experimentar cuando se usa la Stevia:

Mareo

Algunos consumidores de la Stevia han reportado episodios de mareo, aunque no parece que sea un efecto duradero.

Hinchazón y náuseas

Hinchazón, náuseas y gases: son los no muy agradables efectos secundarios comunes de la Stevia.

Dolores musculares

Algunos consumidores han reportado dolores musculares leves.

Entumecimiento

Algunos consumidores han reportado entumecimiento, aunque no se trata de un efecto duradero.

Infertilidad

Algunos estudios han mostrado que la Stevia tiene un efecto anticonceptivo en el cuerpo, aunque algunos otros estudios lo han desmentido.

Cáncer

Este punto es particularmente controversial porque en un estudio la Stevia fue vista como compuesto mutagénico, o sea un causante de cáncer. Ese estudio, sin embargo, ha sido criticado por su falta de rigor. Otros estudios han sugerido que la Stevia no tiene ningún efecto carcinogénico sobre el cuerpo.

Interfiere con el azúcar en la sangre

Los estudios han mostrado que la Stevia baja los niveles de azúcar en la sangre, lo que significa que las personas con diabetes deben usarla con precaución.

Reducción de la presión arterial

La Stevia reduce la presión arterial. Las personas que tienen presión arterial baja deben evitar la Stevia como endulzante sustituto del azúcar.

La Stevia fue introducida a los Estados Unidos a mediados de los años noventa, en medio de la moda de las dietas bajas en calorías y carbohidratos. Sin embargo, se vendió sólo como suplemento herbal. Con el tiempo, y sólo tras mucha controversia, fue aprobada por el FDA y ahora se vende como producto alimenticio.

El FDA aprobó como segura la Stevia basándose en los resultados de un estudio de consumo de 1500mg diarios por dos años. Aunque la planta es nueva en los EE.UU., ha sido usada por varias culturas como la sudamericana, donde se ha consumido como endulzante por siglos. La gente cree que por ser un producto natural y por haberse usado en otros lugares sin aparentes efectos secundarios duraderos es perfectamente seguro su consumo. Sin embargo es recomendable que las mujeres embarazadas o lactantes eviten el uso de la Stevia al menos hasta que estudios de mayor duración sean llevados a cabo.

Como siempre, si usted tiene dudas sobre la seguridad del consumo de cualquier planta consulte con su médico. Éste debe estar al día en los últimos estudios y poder aconsejar sobre los productos seguros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *