Ejercicios para aumentar el busto.

Muchas mujeres logran tonificar y reafirmar o redondear sus senos mediante la ejecución regular de ciertos ejercicios, pero también se habla de un aumento del busto gracias a ello. Siempre y cuando no se produzca un adelgazamiento general significativo gracias al ejercicio, es posible que el aumento de los senos sea un efecto real.

Los ejercicios para el busto que explicaremos a continuación son especialmente útiles para las mujeres que han finalizado su lactancia o que han desarrollado senos caídos con el paso del tiempo. Indiferentemente del caso, usted podrá ver la apariencia notable que sus senos desarrollarán si realiza los ejercicios regularmente, además de beneficios en otras partes del cuerpo:

  1. La mosca o mariposa con pesas de 2 ó 3 libras (1 ó 1,5 kilos): acuéstese boca arriba con los brazos extendidos a lo largo del cuerpo; levante los brazos (con las pesas) simultáneamente flexionando los codos hasta que se forme aproximadamente un ángulo recto entre los brazos y el cuerpo; baje los brazos lentamente hasta volver a la posición inicial y repita 10 ó 15 veces.
  2. Lagartijas modificadas: son las mismas lagartijas pero un poco más sencillas ya que se apoya el peso del cuerpo con las rodillas en vez de los pies. Procure que el ejercicio trabaje el ángulo de los brazos que toca los senos y ejerza intensidad sobre los pectorales.
  3. Extienda un brazo hacia el frente de modo que forme un ángulo recto con respecto al torso. Con el otro brazo presione suavemente en dirección al pecho el brazo extendido, sintiendo la fuerza ejercida sobre el lado del busto (pectorales). Repita 10 veces con cada lado.
  4. Un excelente ejercicio tanto para tonificar el busto como para refrescarse y que puede realizarse en cualquier momento es el siguiente: estando los brazos extendidos a lado y lado presiónelos suavemente contra los senos de modo que éstos sientan la fuerza ejercida, mantenga la compresión unos cuantos segundos y descanse. Se trata de un ejercicio que por su discreta, casi indetectable ejecución puede realizarse frecuentemente en la oficina o en cualquier otro lugar.
  5. Masajes suaves: los masajes son un ejercicio muy sencillo con el que los senos pueden obtener elasticidad y firmeza sobre todo si se combinan con la aplicación de cremas que ayudan a tonificar y redondear el busto.

Finalmente recuerde que debemos aprender a apreciar lo que somos y tenemos. Las bailarinas y las deportistas tienden a desarrollar un busto más pequeño y firme, lo cual les ahorra las incomodidades que pueden causar los senos grandes cuando el cuerpo envejece. Asimismo atraen a los hombres que aprecian en las mujeres mucho más que su apariencia física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *