Ejercicios para eliminar flacidez en mujeres mayores.

En las mujeres mayores la flacidez, la piel floja en brazos, rostro y muslos, puede deberse al proceso natural de envejecimiento. En la medida en que se envejece el tono muscular y la grasa se pierden, causando una apariencia floja o estirada, según el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas. Igualmente las cantidades de colágeno y elastina de la piel se reducen, haciéndola ver floja.

Ejercicios aeróbicos

Escoja un ejercicio aeróbico que involucre grupos musculares amplios por periodos continuos de tiempo. Por ejemplo caminar, bailar, correr o montar bicicleta entre 20 y 60 minutos de 3 a 5 días por semana. Incremente gradualmente la frecuencia, duración e intensidad de la rutina de ejercicio. Ejercítese lo suficientemente duro para sudar, cansarse e incrementar el ritmo cardiaco y respiratorio de forma que tenga respirar profundamente, aunque no se trata de no poder hablar mientras se hace el ejercicio. Estas rutinas formarán músculo especialmente bajo la cintura, llenando la piel flácida y mejorando el tono y la apariencia general.

Ejercicios de fortalecimiento

Comience un programa de ejercicios de fortalecimientos los otros días de la semana. Haga ejercicios que involucren brazos, hombros, pecho, espalda, abdomen y piernas. Esto ayudará a incrementar la masa muscular para que el cuerpo tome forma. La entrenadora certificada Cindy Brotheraton recomienda el ejercicio con pesas libres. Comience con pesas ligeras, 2 ó 3 libras cada una, e incremente el peso gradualmente. Para los brazos flácidos ella recomienda los ejercicios que desarrollen los tríceps.

Ejercicios de flexibilidad

Incluya estiramientos como parte de la rutina regular para mantener flexibles y suaves los músculos en desarrollo, recomienda la Red de Bienestar de la Universidad de Ohio. Estire cada grupo muscular entre 15 y 30 segundos de 2 a 4 veces.

Ejercicios para brazos y piernas

Siéntese en un banco y, levantando las pesas, lleve sus manos frente al pecho y apriete los codos a los lados. Levante los brazos de forma que los codos apunten al techo y las manos lleguen al nivel de la nuca. Mueva las manos hacia el techo y lentamente bájelas otra vez hasta la nuca. Repita entre 3 y 10 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *