El Colesterol es Bueno… y Malo

El colesterol es una parte de la dieta y algo necesario para el funcionamiento del cuerpo, pero tienes que asegurarte de que vas a consumir el colesterol adecuado y que el colesterol “malo” siga siendo una parte muy limitada de tu dieta. El colesterol alto puede conducir a una variedad de problemas de salud graves, por lo que es importante mantener un balance saludable de los niveles de colesterol. Saber qué alimentos son bajos en colesterol te ayudará a controlar los niveles de colesterol buenos y malos.

Consumo Diario de Colesterol

Técnicamente, no necesitas tomar ninguna clase de colesterol dietético diariamente puesto que el colesterol es fabricado por tu hígado. Éste órgano elabora el 80% del colesterol necesario para mantener tu cuerpo en marcha. Esto es suficiente para mantener los procesos corporales que utilizan colesterol.

Ahora bien, es difícil mantener una dieta completamente libre de colesterol, por lo que la regla general es no exceder en más de 200 miligramos de colesterol al día en tu alimentación. Pueden parecer mucho, pero en realidad no lo son. Por ejemplo, en promedio la yema del huevo contiene más de 200 miligramos de colesterol, por lo que comer sólo una yema de huevo podría sobrepasar tu límite. Esto significa que tienes que saber lo que estás comiendo y el contenido de colesterol de lo que consumes para mantenerte en el lado seguro del nivel saludable.

Elije Alimentos Bajos en Colesterol

Una excelente forma de mantener los niveles de colesterol “malo” bajo control es buscar el colesterol “bueno” que se encuentran en las grasas no saturadas saludables. Las semillas, el aceite de oliva, los frutos secos (especialmente los pistachos y las nueces), el aguacate y el pescado (especialmente el salmón) son excelentes opciones en esta categoría.

Probablemente pienses que las carnes de animales van a ser un no rotundo en una dieta baja en colesterol, pero eso no es cierto. Todavía puedes optar por porciones moderadas de carne magra de pavo y pollo. Sólo asegúrate de eliminar la grasa antes de prepararla.

Las frutas y verduras también son seguras. Puedes comer tantas de ellas como gustes. Además de ser bajas en colesterol, también contienen muchos otros nutrientes esenciales.

Ahora, si insistes en consumir huevos, todavía puedes hacerlo. Sin embargo, si estás siguiendo una estricta dieta baja en colesterol, tendrás que olvidarte de la yema. La yema de huevo es lo que contiene la mayor parte del colesterol. Sin embargo las claras de huevo se pueden utilizar, igual que un huevo completo, para hacer excelentes ensaladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *