Pastillas Para Bajar De Peso. Parte 2

En el corto plazo, las pastillas para bajar de peso pueden ayudar a disminuir los riesgos para la salud de la gente obesa. Sin embargo, actualmente no hay estudios disponibles que determinen los efectos de estas sustancias en el largo plazo. En general tanto Xenical como Meridia son moderadamente efectivos, lo que se traduce en una pérdida promedio de 2,5 a 11 kilos en el transcurso de un año, superior a lo que se esperaría en tratamientos libres de drogas. No obstante, la respuesta ante estas sustancias depende de cada individuo, por lo que hay personas que experimentan una pérdida de peso mayor o menor. De igual forma, no existe una dosis correcta única para este tipo de medicamentos. Tu médico debe ser el encargado de decidir qué tratamiento necesitas con base en el análisis realizado sobre tu condición médica y tu respuesta particular a los medicamentos. Los pacientes generalmente pasan por su pérdida máxima de peso a los seis meses de haber comenzado el tratamiento con medicamentos.

Los riesgos de los medicamentos bajo receta para bajar de peso.

Cuando estés considerando la opción de usar drogas o pildoras para perder peso a largo plazo, asegúrate de discutir los siguientes riesgos y molestias que podrían surgir en el camino:

-Adicción. En la actualidad, todas las pastillas para bajar de peso son drogas bajo receta para combatir la obesidad, con excepción de Xenical, son “sustancias controladas”; esto quiere decir que los doctores deben atenerse a ciertas restricciones al prescribirlas, dado que éstas pueden resultar adictivas.

– Desarrollo de tolerancia. Bajo un tratamiento con medicamentos para bajar de peso, el peso de la mayoría de las personas tiende a nivelarse después de los primeros seis meses. Esto genera la preocupación de que la persona pueda haber desarrollado una tolerancia frente a la droga. Sin embargo, no es claro si esa nivelación responde a un cierto nivel de tolerancia o a que la droga alcanza el límite de su efectividad.

-Efectos secundarios. La gran parte de los efectos secundarios generados por las pastillas para bajar de peso bajo prescripción médica para bajar de peso son suaves (aunque algunos pueden ser desagradables) y generalmente mejoran a medida que tu cuerpo se acostumbra a los medicamentos. Muy rara vez se han reportado resultados graves o, incluso, fatales.

Efectos secundarios de los pastillas para bajar de peso.

La mayoría de los supresores de apetito se utilizan como tratamientos a corto plazo para los problemas de obesidad. Esto no solo se debe a que los efectos de la droga tiendan a desaparecer al cabo de unas semanas, sino también a que ésta puede generar algunos efectos secundarios desagradables, incluyendo:
-Aumento en el ritmo cardíaco.
-Aumento en la presión arterial.
-Transpiración.
-Estreñimiento.
-Insomnio (incapacidad de dormir o permanecer dormido).
-Sed excesiva.
-Mareo.
-Somnolencia.
-Congestión nasal.
-Dolor de cabeza.
-Ansiedad.
-Xerostomía (boca seca a causa de la salivación reducida).

Algunos efectos secundarios del Xenical pueden incluir retorcijones, gases, goteo de heces aceitosas, un aumento en la cantidad de deposiciones y la pérdida de control sobre las mismas. Estos efectos secundarios son generalmente muy leves y pasajeros, pero pueden empeorar al consumir alimentos ricos en grasa. Los pacientes deben adoptar una dieta baja en grasa (menos de 30% de las calorías provenientes de grasa) antes de comenzar el tratamiento con Xenical. Además, dado que estas pastillas para bajar de peso reduce la absorción de ciertas vitaminas, quienes lo consuman deben complementarlo con un multivitamínico por lo menos dos horas antes o después de tomarlo.
Aquellos quienes sufran de una tensión arterial poco controlada, enfermedades cardíacas, ritmo cardíaco irregular o que cuenten con un historial de infartos, no deben tomar Meridia. Todo aquel que consuma esta sustancia debe monitorear su ritmo cardíaco y su presión arterial regularmente.

Dado que el uso de pastillas para bajar de peso no es recomendado para el largo plazo, es esencial que los pacientes que desean adelgazar abdomen, reducir barriga, tonificar gluteos, aprendan nuevos hábitos alimenticios y rutinas de ejercicio mientras la droga sigue surgiendo efecto. Una vez se hayan establecido un ritmo de ejercicio apropiado y una dieta balanceada es imprescindible mantenerlos, ya que esa es la única forma de seguir perdiendo peso y de evitar que los kilos perdidos vuelvan a ti.

Las pastillas para bajar de peso no son apropiados para todas las personas. Por ejemplo, actualmente hay una cantidad muy limitada de estudios que analicen los efectos de estos medicamentos en personas de la tercera edad y/o en niños y jóvenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *