¿Qué es la Dieta de la Zona?

La comida es como un medicamento. Debes consumir la dosis adecuada en el momento adecuado. La clave de la pérdida de peso es lograr un balance hormonal óptimo y mantener el nivel de azúcar en la sangre estable.

De acuerdo con Sears(el creador de dicha dieta), niveles elevados de insulina, una hormona que ayuda a controlar el azúcar en sangre, y de otras hormonas causan que acumules libras ya que promueven la inflamación, lo que según él es un factor de riesgo importante en la epidemia de la obesidad. Puedes lograr que tu insulina y otras hormonas que promueven la inflamación se mantengan “en la zona”, no tan altas y no tan bajas, al comer alimentos en cada comida en las proporciones adecuadas: 40% de carbohidratos, 30% de proteína, y 30% de grasas. Sears dice que el cuerpo necesita el balance correcto de estos nutrientes para mantenerse saludable, delgado y para que pueda funcionar con un rendimiento óptimo.

¿Cómo funciona la Dieta de la Zona?

La Dieta de la Zona normalmente pone un máximo de calorías diarias para las mujeres en 1200 y 1500 para los hombres. Eso es dos tercios y tres cuartas partes de la cantidad recomendada generalmente para personas sanas, respectivamente. Comerás cinco veces al día: tres comidas y dos bocadillos. Cada comida debe contener 40% de carbohidratos, 30% de proteína y 30% de grasas saludables. Sears dice que los únicos instrumentos de medición que necesitarás son tus manos y tus ojos. Al hacer la cena, por ejemplo, divide el plato en tres secciones iguales. Pon una proteína baja en grasa como el pollo o el pescado en una sección, no más de lo que cabe en la palma de tu mano, que para la mayoría de las mujeres equivale a 3 onzas, y 4 onzas para hombres. Luego llena las otras dos secciones con carbohidratos de colores (esto significa fruta fresca o verduras al vapor). Complementa con un poco de grasas saludables (como aceite de oliva, aceite de pescado, almendras o aguacate) y eso es todo.

Ventajas y desventajas.

  • Ventajas
    • Se permiten todas las comidas.
    • Comidas y bocadillos frecuentes.
  • Desventajas
    • Hacer las porciones es tedioso.
    • Tus calorías diarias están limitadas.

Recomendaciones y prohibiciones.

  • Recomendado: comer dos bocadillos al día. En la noche, esto puede significar 1 onza de queso con 2 onzas de vino. Asegúrate de comer cada cinco horas, para que el azúcar en tu sangre no baje mucho, desencadenando ataques de hambre.
  • Recomendado: adquirir productos opcionales de Zona. Pueden facilitar la preparación de comidas. Contienen más proteínas que sus rivales y se comercializan para ayudar a quemar grasa y controlar el hambre. Por ejemplo, cómete un Rollo Multigrano Zona, con queso cheddar bajo en grasa, mayonesa ligera, brotes de alfalfa, pimientos, frambuesas y rodajas de tomate y pepino para hacer un sándwich delicioso y ligero.
  • Prohibido: consumir una comida desequilibrada. Tu plato debe estar dividido en tres secciones iguales: una llena con proteína baja en grasa, y las otras dos llenas con carbohidratos de colores, como verduras al vapor. Complementa con un poco de grasas saludables como aceite de oliva, almendras o aguacate.
  • Recomendado: comer magro. Dedica el 30% de tu comida a proteína magra, como el salmón con salsa dulce. Otras opciones óptimas de proteína incluyen pollo sin piel, pavo, claras de huevo y tofu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *