¿Se Puede Perder Peso con la Dieta de la Zona?

La poca investigación acerca de Zona sugiere que es moderadamente efectiva en lo relacionado con la pérdida de peso. Pero la proporción 40:30:30 carbohidrato/proteína/grasa no es una bala mágica, y de hecho, hay evidencia científica que cuestiona su eficacia.

¿Tiene beneficios cardiovasculares?

Las investigaciones son escasas, pero de hecho sugieren que la Dieta de la Zona puede ayudar al corazón al bajar los niveles de colesterol.

¿Puede prevenir o controlar la diabetes?

No hay buena evidencia que sugiera que Zona puede hacer alguna de las dos. Sin embargo, tener sobrepeso es uno de los factores de riesgo más importantes en el desarrollo de la diabetes tipo 2. Si la Dieta de la Zona te ayuda a perder peso y mantenerte en forma, es muy probable que inclines la balanza a tu favor. Y de hecho se enfatizan los alimentos apropiados, reprochando el consumo de los equivocados.

En el análisis mencionado en la sección de pérdida de peso, publicado en el Journal of the American Nutrition, los investigadores no hallaron evidencia de que las afirmaciones sobre el equilibrio de los niveles de insulina gracias a Zona tengan un efecto positivo. De acuerdo con dicha revisión, el consumo de carbohidratos, proteína y grasa en la proporción 40:30:30 recomendada para cada comida no mejora el modo en el que la insulina responde a la comida y no ayuda a alejar o manejar la diabetes.

¿Existen riesgos para la salud?

A la fecha no han surgido indicaciones de riesgos serios o de efectos secundarios. Sin embargo, si tienes un problema de salud, consulta primero con tu médico para verificar si la dieta de la Zona es adecuada para ti.

¿Qué tan fácil es seguirla?

Asegurarte de que cada comida contenga el porcentaje correcto de carbohidratos, proteína y grasas saludables puede ser tedioso. Y algunos dietistas pueden luchar contra la agenda de alimentación tan estricta de Zona (desayunar en un lapso de una hora tras despertar, y bocadillos o comidas cada cinco horas).

Conveniencia: Hay recetas disponibles, aunque asegurarse de que el plato cumpla con la regla 40:30:30 puede consumir mucho tiempo. Se puede comer afuera. Las ayudas online e impresas al respecto pueden facilitar la tarea.

Llenura: Los expertos nutricionistas son muy claros en la importancia de la saciedad, la sensación de satisfacción al saber que has comido lo suficiente. El hambre no debería ser un problema en esta dieta. La Dieta de la Zona requiere bocadillos estratégicos (de hecho, nunca estarás más de 5 horas sin comer). Esto, de acuerdo con Sears, mantendrá tus niveles de azúcar a punto, sin ataques de hambre.

Sabor: Deliciosa. Las recetas incluyen panques de mora y medallones de cerdo; los bocadillos incluyen queso, vino y maní. Y no tienes que despedirte de tus comidas favoritas. Los derroches ocasionales se permiten, siempre y cuando vuelvas a las riendas al día siguiente.

¿Esta dieta permite restricciones y preferencias?

La mayoría de los dietistas pueden personalizar la dieta del ayuno a sus necesidades:

  • El énfasis en frutas y vegetales les facilita las cosas a los vegetarianos y veganos para poder cumplir. The Soy Zone (La Zona de la Soya), escrito por Sears, te enseña cómo construir tu dieta a partir de alimentos basados en soya, como dumplings de tofu dorado horneado, chili de fríjol rojo, gumbo de berenjena y tofu, y helados de banana. La soya es una de las mejores y más versátiles fuentes de proteína no animal, de acuerdo con el libro.
  • Puedes lograr que tu dieta sea libre de gluten, si tus opciones alimentarias están certificadas como libres de gluten.
  • No hay recetas que específicamente mencionen ser bajas en sodio. Pero ya que la dieta se basa en ingredientes frescos en vez de alimentos procesados y salados, cumplir con la recomendación del gobierno es realizable.
  • Claro que puedes hacer que tu dieta sea Kosher.
  • Sí puedes adaptar tu dieta a los parámetros del Halal.

¿Qué papel desempeña el ejercicio?

Se recomienda, pero no se exige. Según Sears, el ejercicio es más importante para mantener el peso, más que para perderlo, una afirmación con la que la corriente de la comunidad médica podría no estar de acuerdo. Pero ya sea para la salud en general o para perder peso, la mayoría de los expertos recomiendan llevar a cabo al menos dos horas y media de actividad física de moderada a intensa (como la caminata a paso rápido) cada semana, combinando con unos cuántos días de actividades de estiramiento muscular. Sin importar la dieta, mientras más te muevas, más rápido perderás kilos (y reducirás tu riesgo de desarrollar diabetes, problemas del corazón y otras enfermedades crónicas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *