Trucos comenzar a adelgazar en una semana

Adelgazar en una semana. En lugar de concentrarnos en lo que hay que comer, veamos lo que hay que evitar:

  1. Cualquier tipo de gaseosas o sodas. Muchos refrescos que no se promocionan propiamente como “gaseosas” contienen gas, así que hay que tener precaución. Evite completamente estas bebidas por una semana (remplácelas por jugo de limón).
  2. Nunca se saltee el desayuno. Es completamente cierto que sea la comida más importante del día, puesto que provee la energía para comenzarlo. Simplemente asegúrese de cambiar los hábitos: mejor un plato de cereal que un emparedado.
  3. A todos nos encantan las hamburguesas pero una sola, sin aderezos, puede contener hasta ¡275 calorías! Evite todo tipo de comida rápida. Esto es absolutamente necesario para adelgazar.
  4. Reduzca el consumo de las carnes rojas y los lácteos (leche, queso, helados cremosos, mantequilla, etc.). Mucha gente suele comer helados cuando se deprime. Será necesario no excederse con estos alimentos durante una semana.
  5. Evite el café, el té y el alcohol: todos contienen cafeína, lo que deshidrata el cuerpo y produce retención de líquidos.

Lo que se debe hacer

La mayoría de los casos de sobrepeso se deben a una mala alimentación y al estilo de vida sedentario. Aunque adelgazar en una semana puede sonar muy ambicioso, es posible si se hacen compromisos. No se trata de hacer lo mismo que indican las dietas rápidas: no hay que pasar hambre ni reducir la alimentación a unos poquísimos elementos saludables. Por el contrario, lo que hay que hacer es reducir y controlar el consumo calórico sin dejar de comer. Lo más recomendable es evitar los alimentos procesados y remplazarlos con alimentos nutritivos como las frutas y las verduras.

Por otra parte, comience a olvidarse de la vida sedentaria. Adelgazar requiere actividad física. Usted puede inscribirse a un gimnasio. Los mejores ejercicios de gimnasio para el adelgazamiento rápido son los aeróbicos, los ejercicios cardiovasculares y los pilates. Pero también es posible hacer ejercicio mediante otras actividades. Bailar, por ejemplo, actividad física que puede llegar a quemar tantas calorías como el ejercicio de gimnasio. Lo importante es no dejar de mover el cuerpo. Otra excelente opción es la natación, un ejercicio que pone el cuerpo entero en movimiento. O si lo que más le gusta es la velocidad, dedique tiempo al ciclismo y al atletismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *